7 de noviembre de 2010

A B16

Por fin ha llegado el Papa… Si, me refiero a ese buen hombre vestido de blanco que nos cuesta a todos un pastón y que viene a decirnos cómo debemos hacer y obrar para vivir en gracia de dios.

Al Papa lo pongo en mayúsculas y a dios en minúscula porque sumo pontífice sólo hay uno y dioses muchos.

Tras esta pequeña puntualización yo sigo con lo mío… La dichosa visita del Papa que está dejando mas titulares que todas las guerras del planeta juntas. Porque para unos su visita es una gloriosa llegada y para otros un indignante gasto innecesario dado los tiempos que vivimos…

Y es que además viene a echarnos la bronca, a nuestra propia casa nos viene a decir cómo tenemos que llevarla.

Ahora parece ser que estamos sumidos en un anticlericalismo radical… Igualito que en los años que nos llevaron a una guerra civil… Los tiempos de la República. Sólo le ha faltado compararnos con los talibanes o algo por el estilo….

Lo mismo no se ha enterado de que ha llegado a un país laico y aconfesional. Donde por suerte sus habitantes tienen la libertar de determinar sus propias creencias bajo el respeto de las demás creencias de otros. Parece ser que aún no se ha enterado, y ya es hora, de que este país hace tiempo que dejó de ser gobernado por la iglesia que lo hacía a medias con un dictador…

No, este país no es anticlerical, sino aconfesional. No vamos en contra de ninguna iglesia o creencia. Simplemente queremos vivir en armonía con todas ellas. Bajo la libertad y el respeto de cada una de ellas, de sus creencias y de sus cultos.

Pero tambien queremos que ninguna nos imponga sus ideas alos que no creemos en ellas. Simple y sencillamente.

Señor mío, venga a vernos cuando quiera. Hablele a sus fieles y adoctrínelos. Pero a los demás déjenos vivir en Paz. Respétenos al igual que nosotros le respetamos a usted y ocupese de los asuntos de su casa, que en ella tiene mucho que limpiar…

2 comentarios:

alegrias dijo...

Totalmente deacuerdo contigo.
Ni pongo ni quito una coma.
Un beso

JM (Chema) Buzarra Cano dijo...

Hola Marga:

Me ha sorprendido la nueva imagen de tu blog. Siendo sincero hace tiempo que no entraba y me gusta. Bueno, sobre la visita del Papa, mejor no hablar pues creo que se ha dicho ya todo en alguna prensa, redes sociales...etc. En cualquier caso, coincido con lo que nos cuentas.

Tiene gracia que el estado del Vaticano tenga como momeda al euro y los mercados no le aticen con ninguna turbulencia.